Domingo 20 de Septiembre de 2020 | 23:00 PM | Asunción - Paraguay Inicio

Corte Suprema de Justicia

  • Banners Principales

15 DE NOVIEMBRE DE 2019

EN EL MÓDULO “EL JUEZ QUE YO QUIERO”

Educan a jóvenes de Cristo Rey sobre responsabilidad penal

En el marco de unas charlas sucesivas desarrolladas en el Colegio Cristo Rey de modo a internalizar en los adolescentes sobre la responsabilidad penal, se llevó a cabo el taller educativo “El Juez que yo quiero”, cuyo exponente principal fue el juez Penal Adolescente doctor Camilo Torres.

La Secretaría de Educación en Justicia, emprendimiento educativo del Poder Judicial, este jueves 14 de noviembre visitó el colegio capitalino Cristo Rey a los efectos de capacitar a alrededor de 200 alumnos sobre la importancia de conocer la responsabilidad penal que rige desde los 14 años en adelante. La charla fue dirigida a los alumnos del segundo año de la media.

El magistrado Camilo Torres, juez penal adolescente de la ciudad de Lambaré, al iniciar la charla mencionó que hay cuestiones que no son competencias de la justicia, que no todo lo que se hace es punible o es castigado, y expuso al auditorio ejemplos de casos para dilucidar en qué situaciones un adolescente puede ingresar al sistema judicial.

El magistrado, que enfocó su exposición sobre la peligrosidad en las redes sociales, como por ejemplo sexting y grooming, explicó al público adolescente qué fotos o videos están permitidos publicar y cuáles podrían ser pasibles de sanción. Asimismo mencionó que hay situaciones en las que se lesiona la intimidad de la persona o hay posible pornografía infantil que producen daños irreparables a la víctima.  

Durante el conversatorio también refirió sobre la justicia restaurativa, en que el adolescente es tratado como una persona en desarrollo, además recibe medidas socioeducativas o algún tipo de salida alternativa al proceso, examinando la mínima intervención penal, aunque aclaró también que se le da oportunidad de participación a la víctima en la resolución del conflicto.

En el encuentro dijo a los alumnos que el manejo alegre y divertido de las redes es peligroso, y si son testigos de algunos hechos que sí deben ser punibles, deben denunciar ante las autoridades competentes. Por otro lado mencionó que hay situaciones que pueden ser resueltas a nivel de comunidad educativa y en ultima ratio llegar a estrados judiciales. Además dijo que las consecuencias no son solo penales sino arrastra a toda la familia y que esto no debe ser considerado como juego.

El magistrado Torres dijo que todo esto se produce por tres motivos, por la sociedad de consumo para poder participar de ciertos grupos y a raíz de ello cometen hechos punibles, además por la intolerancia a la frustración y, por último, indicó que se perdieron los límites que imponen las familias. En ese sentido, refirió que si los miembros de la familia no actúan para imponer los límites, actuarán la sociedad y finalmente el Estado.

Noticias Relacionadas